5 razones por las que ser alojamiento Pet-friendly

alojamiento pet-friendly

1. Es más que una mascota

En primer lugar, un dato importante: casi 1 de cada 2 hogares en España tienen mascota. Siendo el perro el animal de compañía preferido de los españoles, según datos estadísticos.

Una mascota es un miembro más de la familia. Al igual que los niños, son unos seres dependientes de nosotros. Así que poder viajar con nuestra mascota es muy importante para nosotros. ¿Quién no se sentiría culpable si tuviese que dejarlos atrás?

Además, no siempre podemos pedir a amigos o familiares que hagan de canguro mientras viajamos.

Aunque cada vez existe una mayor conciencia social, una de las principales razones del abandono animal es la dificultad de viajar cuando se tiene mascota.

En realidad no es tan complicado como parece, podemos elegir ser parte de la solución. No tenemos porqué separarnos de nuestro amigo peludo y renunciar a un tiempo de calidad con ellos.

La mejor solución es disfrutar de las escapadas rurales con nuestra mascota.

2. Aumentar la ocupación

Cerca de 40% de las casas rurales en España ya aceptan animales y el turismo rural está en pleno auge. Cada vez son más los alojamientos rurales que se adaptan a la tendencia y ofrecen un alojamiento pet-friendly con servicios específicos para fidelizar este tipo de viajero.

Muchos turistas elegimos el destino de nuestras vacaciones en función de si admiten mascota o no, así como por las actividades que podemos realizar con ellos.

Ser pet-friendly es conquistar a más huéspedes y llegar a una ocupación más alta, que previsiblemente crecerá en el tiempo. Y es que, claramente, aceptar este perfil de viajeros aumenta el número de visitantes, no solo en periodos vacacionales, también fuera de temporada.

3. Fidelizar a los huéspedes

Los dueños de animales sabemos que los establecimientos que aceptan mascotas son aún minoría. Por eso, cuando encontramos un alojamiento pet-friendly que se adapta a nuestras necesidades, somos más agradecidos que el viajero estándar. 

Aceptar a nuestras mascotas supone la tranquilidad de saber que van a ser bienvenidos, y poder relajarnos sin pensar en que nuestro animal puede estar molestando a otro huésped.

Los clientes lo agradecemos mucho y nos inspira fidelidad saber que nuestro animal será bien recibido en tu propiedad, así que volveremos a alojarnos contigo.

Personalmente recomiendo que no cobres por su estancia. Parece una obviedad, pero en realidad no es tal. Tener una mascota no es barato y algunos no pueden hacer frente al gasto extra que supone pagar la noche por ellos. 

Es decir, pretendemos dejar de pagar un gasto alto de guardería para invertirlo en tiempo con los nuestros en un servicio pet-friendly que, al fin y al cabo, disfrutaremos juntos. 

Si ayudas a las necesidades de nuestras mascotas, ese esfuerzo se verá recompensado. Puedes poner a su disposición comedero, bebedero, juguetes, cama… También puedes aumentar las ganacias de tu negocio con una pequeña tienda con artículos para los animales o con un servicio de guardería opcional, que vendrá fenomenal para cuando visitemos lugares cercanos como iglesias, restaurantes, etc.

Ya veras, ver lo agradecidos que estamos con tu servicio no tiene precio. Una instancia inolvidable que hará que volvamos.

Te aseguro que te recomendaremos a amigos y familiares. 

4- Las ventajas del entorno rural

En el medio rural, los perros y demás animales están menos estresados que en un espacio pequeño en la ciudad. Eso reduce el riesgo de posibles destrozos en el mobiliario. 

No obstante, puedes considerar usar un spray especial en los muebles y limpiar con maquina purificadora de ozono que desinfecta por completo el aire, elimina los alérgenos y los olores molestos. 

En una casa rural pueden correr y jugar como nunca, disfrutar de un jardín o la naturaleza, donde pueden gastar esa energía propia de algunas razas de perro (o cachorros). 

A diferencia de un piso o habitación de hotel, no tendrán que estar con tantas restricciones y frustraciones que siempre van relacionadas con el ámbito urbano.

Tener la posibilidad de un alojamiento con habitaciones más amplias, acceso a un espacio exterior más alejado del tráfico de las carreteras, tener cerca algún río o lago, bosque o campo los hará muy felices.

Siempre es beneficioso que disfruten del aire paseando por un pueblo o que tengan contacto con otros animales. En fin, que estén más contentos. Y un animal feliz, es la felicidad de sus dueños. Esto es la definición de un tiempo de calidad pasado juntos.

Obviamente pedirás a los huéspedes que tengan respeto por el lugar y cumplan unas reglas básicas de convivencia.

En tres años trabajando para alojamientos pet-friendly, nunca he visto destrozos masivos, problemas de ruido o de comportamiento de un animal. Los dueños suelen estar tan agradecidos que siempre vigilan a su mascota y tienen un especial cuidado durante su estancia. Es siempre un placer tenerles.

Si todavía no estás convencido de aceptar mascotas sin cobrar nada, puedes implementar condiciones de reserva más estrictas:

  • Que no se suben en las camas o sofá
  •  Que no se queden dentro sin vigilar
  • Un suplemento en caso de destrozos (lo mismo si lo causa una persona)
  • Que estén atados si conviven con otros huéspedes

5- Una mejor visibilidad

La comunidad de dueños y amantes de animales es muy activa, y sus miembros son más propensos a comunicar con otros su experiencia.

En los últimos años se han multiplicado los blogs e “influencers” sobre el tema. Y ganarse el corazón de uno, es conseguir más publicidad y clientes en un futuro

Creando una experiencia memorable, inspiraras a tus huéspedes a compartir su experiencia con amigos o conocidos, igual que en páginas web de reseñas online como TripAdvisor.

Puede incrementar reservas y aumentar visibilidad apareciendo en el listado de páginas de booking especializadas.

De igual manera puede usar esa clientela para publicitar el negocio con algún artículo para mascotas con el logo del alojamiento. También algo que nos podamos llevar de recuerdo, como una correa que podemos exhibir durante nuestro paseo para promoción del establecimiento.

Cobres o no por su estancia, una buena comunicación es clave. Asegúrate de que sean bien visibles las condiciones de reserva, especialmente si son más estrictas. 

Es importante resolver las dudas que podamos tener previas a la llegada, y evitar malentendidos. Comunicarse con nosotros es algo que los dueños de mascotas agradecemos mucho, porque siempre tenemos algún miedo al rechazo.

De esa manera incrementarás considerablemente las posibilidades de ser recomendado en el futuro y desarrollar aún más tu negocio.

Chrystal Gremy, profesional del turismo, viajera, multilingüe y diplomada en psicología por la universidad de Niza.

Cuestionario rural

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *