La mujer en el medio rural

La mujer en el medio rural

El 15 de octubre celebramos el Día internacional de la mujer rural. 

Una buena ocasión para celebrar el papel que representa la mujer en el medio rural y el desarrollo del mismo gracias a sus aportaciones.

¿Quién es la mujer rural?

Sin duda el trabajo de la tierra, del ganado y la agricultura no está reservado únicamente a los hombres. 

Las mujeres también tienen un papel fundamental en el medio rural. Ellas siempre han estado presentes en este campo y progresivamente va aumentando el número de mujeres que se unen a la actividad. 

Aún queda mucho trabajo por delante para darles la visibilidad que merecen dentro de un ámbito profesional tradicionalmente visto como masculino.

Es notorio ver cómo las tareas que llevan a cabo las mujeres políticas con el fin de fomentar la igualdad y romper con los estereotipos erróneos y sexistas cada vez se multiplican más.

El sector agroalimentario necesita una repartición de tareas de forma igualitaria. Esto es que independientemente del género de los trabajadores haya equidad en el desarrollo de las actividades.

Esto ayudará a poder enfrentarse a los retos modernos del medio rural, siendo los más conocidos la despoblación o el cambio climático.

A nivel internacional

La ONU Mujeres es la organización de las Naciones Unidas presente a nivel internacional y dedicada a promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. 

Definen a la mujer rural de la siguiente forma:

“[…] son agentes clave para conseguir los cambios económicos, ambientales y sociales necesarios para el desarrollo sostenible pero su acceso limitado al crédito, la asistencia sanitaria y la educación se encuentra entre los muchos retos a los que se enfrentan […].”

La mujer rural se enfrenta a muchos retos

Según la ONU, las mujeres (y niñas en algunos casos) representan un 60% de los trabajadores del medio rural.

Muchas de ellas se encuentran en desventaja con respecto al hombre en cuanto a la propiedad de las tierras. Ellas, comparadas con el medio urbano, tienen riesgos más altos de sufrir complicaciones en relación a su salud y embarazo. 

También cuentan con una mayor escasez de infraestructuras como son acceso al agua o educación, y tienen menos alcance a las tecnologías de la información y comunicación o internet.  

Todos estos obstáculos ponen a prueba el correcto desarrollo en el medio rural de la mujer.

En España, el porcentaje de hombres y mujeres que forman la población rural en España está muy igualado, siendo de un 49%. La mujer en el medio rural, por lo tanto, representa prácticamente la mitad de la población.

¿Existen diferencias entre la mujer rural y la mujer urbana?

Es cierto que la mujer en el medio rural se topa con más obstáculos para conseguir sus sueños y parece sufrir más desigualdad y discriminación. Por lo tanto es necesario otorgarles más apoyo y oportunidades.

Muchas de las explotaciones que sufren las mujeres en el sector agrario son familiares.

Entre ellas se encuentra la no distinción que se realiza entre las labores domésticas y el trabajo retribuido en el sector agroalimentario.

Por esta razón, aunque las tareas que desempeñan las mujeres están claramente definidas, no se las reconoce como trabajadoras de pleno derecho en el mercado laboral. Al contrario, se las confunde como colaboradoras o ayudantes en las labores domésticas.

Es por ello que destacamos la importancia de escucharlas y hacer eco de la realidad que viven.

¿Cuáles son las funciones de la mujer rural?

Participan activamente en la producción como mano de obra pluri activa y flexible.

También desempeñan un rol importante dentro de la explotación agrícola familiar. 

Pero por desgracia, debido a la jerarquía patriarcal todavía presente en la consciencia colectiva, en muchos casos aún pocas son las que dirigen su explotación o bien son propietarias de ella.

En este ámbito todavía masculino, el envejecimiento de la población contribuye en precarizar incluso más su situación. 

No obstante, en el medio rural no solo se vive del labor del campo, también son pluridisciplinares las actividades presentes.

Estas actividades aportan muchas oportunidades gracias a las cuales se puede prosperar.

Entre estas oportunidades está el turismo rural en pleno auge. Aunque implementado a partir de la estrecha relación entre mujeres y labor doméstico, el turismo rural crea riqueza económica, social y cultural (ámbito en el que las mujeres emprendedoras han ido aumentando).

También se pueden citar las actividades relacionadas con el ocio o la gastronomía tradicional, artesanía, comercialización de los productos agrícolas, la agricultura ecológica y sostenible. 

Con el paso de los años se puede observar el incremento de la participación femenina y otras actividades que permiten crear diversificación profesional. 

man in brown dress shirt standing on green grass field during daytime

La importancia de la mujer en el medio rural

El papel que desarrolla la mujer en el medio rural es fundamental en el sector agrario, tanto para el buen desarrollo de la economía, como para el desarrollo sostenible y alimentario del resto de la población.

En definitiva, las mujeres rurales:

  • Desempeñan un papel sustancial en la resolución a la despoblación del medio rural
  • Representan un pilar de la estructura familiar y por extensión de la vida en la comunidad
  • Al ser un colectivo numeroso ejercen varias actividades que mantienen a los pueblos
  • Son esenciales para el desarrollo socioeconómico de las comarcas
  • Tienen desempeñan un papel importante en desarrollo de una sociedad más sostenible y cuidadosa con el medioambiente 
  • Ayudan en la conservación del patrimonio histórico, cultural y gastronómico 

Aunque aún haya mucho por trabajar si son cada vez más las mujeres que vemos ejerciendo el rol pertinente asociado a toma de decisiones, cooperación, y desarrollo colectivo a nivel comunitario. 

¿Qué futuro hay para la mujer rural?

Como hemos visto, la mujer desempeña un papel fundamental en el desarrollo del mundo rural con funciones diversas de producción agrícola, social, cultural y también medioambiental.

En este sentido es necesario fomentar una política internacional de igualdad única para empoderar a este colectivo.

Se debe proponer una participación igualitaria de la mujer en el desarrollo rural y favorecer su formación educativa a todos los niveles. También es adecuado crear debate con todos los agentes del medio rural, así como su promoción en el medio rural. 

Son numerosos los retos que nos esperan pero son más los avances que se han conseguido en los últimos años. La mujer en el medio rural tiene mucho que decir. Es un pilar básico para el desarrollo de nuestro entorno.

Construiremos juntos un medio rural aún más productivo, diversificado, joven y con oportunidades de futuro. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *